24 citas y una #reseña de “Un mundo feliz”

Un-mundo-feliz

Las (buenas) novelas futuristas han sabido aprovechar la perspectiva de ese otro tiempo posible para realizar una brillante crítica subrepticia a las sociedades del momento mientras advierten del peligro que entraña un progreso conducido sin moralidad ni humanidad.  Y es precisamente esta suerte de axioma de la novela distópica el que Un mundo feliz (Random House Mondadori) sabotea: el futuro que dibuja resulta tan horripilante y virtuoso como nuestro pasado. La comparativa desconcierta porque airea deliberadamente las ventajas e inconvenientes de ambas sociedades sin que la balanza pueda ceder ante la contundente victoria de una de ellas. Aldous Huxley no permite que haya un claro vencedor en la disyuntiva felicidad o libertad, calibra el texto de forma que ni esa alegría sintetizada y bobalicona ni la libertad de escoger sufrir y errar convenzan al lector.

La sociedad fordiana de Huxley, estructurada sobre el cultivo humano y la hipnopedia, resulta atrayente, no es oscura como otras distopías: está llena de diversión y desenfreno sexual. No existen emociones paralizantes (amores posesivos, lazos familiares), ni miedo a la muerte ni frustración. Y saben que “un solo gramo de soma cura diez sentimientos melancólicos”, así que esta droga evasiva se consume a espuertas. Eso sí, están prohibidos los libros y la cultura, corrompen la felicidad porque nos hacen cuestionarnos, dinamitan la política de condicionamiento en la que se cimienta la hipnopedia. Frente a este mundo “civilizado”, el mundo salvaje, residuo de nuestra sociedad, resulta por momentos bochornoso, violento e ignorante.

De hecho, uno de los grandes aciertos de Un mundo feliz es cómo hipnotiza nuestras facultades empáticas, cómo logra persuadirnos hacia la crítica. Algo que se refleja en la construcción de los personajes de Huxley: consigue que tengan nuestro beneplácito con la misma facilidad con la que luego nos parecen seres lamentables. En Un mundo feliz no hay héroes, lo que otorga a la narración, si cabe, más particularidades. El relato, salpicado de reflexiones de una belleza y lucidez extenuantes, nos abandona en una única certeza: que el ser humano siempre está condicionado pero, pese a todo, puede conseguir librarse de ese yugo e imponerse los suyos propios. Por eso la lectura de Un mundo feliz podría resumirse en eso: una desconcertante fascinación.

aldous huxley

24 citas para pensar en Un mundo feliz

Sobre la libertad (para equivocarse) 

“Libertad para ser ineficiente y desgraciado; libertad para ser una clavija redonda en un agujero cuadrado”

Sobre la literatura

“No me basta, no basta que las frases sean buenas; también debe ser bueno lo que se hace con ellas”

“Las palabras pueden ser como los rayos X si se emplean adecuadamente: pasan a través de todo. Las lees y te traspasan” 

“No se pueden fabricar coches sin acero; y no se pueden crear tragedias sin inestabilidad social”

Sobre ser independiente

“¡Prefiero ser yo mismo! –dijo Bernard–. Yo y desdichado, antes que cualquier otro y jocundo” 

“A medida que pase el tiempo, éstos, como todos los hombres, descubrirán que la independencia no fue hecha para el hombre, que es un estado antinatural, que puede sostenerse por un momento pero no puede mantenernos a salvo hasta el fin…”

Sobre el rechazo y la soledad

“Los que se sienten despreciados procuran mostrarse despectivos”

“Si uno es diferente se ve condenado a la soledad”

Sobre la corrupción y el desprecio

“Cuanto más talento tiene un hombre, más grande es su poder de corromper a los demás”

“Ejercer la crítica aumentaba la sensación de su propia importancia, le hacía sentirse más grande”

“Cuanta más elevada era su posición, más profundo era su resentimiento”

Estabilidad social

“El tipo de población óptima –dijo Mustafá Mondo– es lo más parecido a un iceberg: ocho novenas partes por debajo de la línea de flotación, y una novena parte por encima”

“Todo cambio constituye una amenaza para la estabilidad”

“Amo la ciencia. Pero la verdad es una amenaza y la ciencia un peligro público” 

“¿De qué sirven la verdad, la belleza o el conocimiento cuando las bombas de ántrax llueven del cielo?”

“Cualquier cosa con tal de tener paz”

“La civilización no tiene ninguna necesidad de nobleza ni de heroísmo. Ambas cosas son síntomas de ineficacia política” 

Sobre la felicidad

“Éste es el secreto de la felicidad y la virtud: amar lo que uno tiene que hacer. Todo condicionamiento tiende a esto: a lograr que la gente ame su inevitable destino social”

“La felicidad nunca tiene grandeza”

“Las cosas hay que pagarlas, la felicidad tenía su precio” 

Sobre la religión

“El temor a la muerte y a lo que sigue a la muerte es lo que induce a los hombre a entregarse a la religión cuando envejecen”

“Sólo podéis ser independientes de Dios mientras conservéis la juventud y la prosperidad; la independencia no os mantendrá a salvo hasta el fin”

“Uno puede llevar la mitad de su moralidad en el bolsillo, dentro de un frasco. El cristianismo sin lágrimas: esto es el soma” 

Sobre el dolor

“El dolor es un horror que fascina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.