Rosalía de Castro, un cuento ilustrado

nacimiento rosalia de castro escribientes.com

Rosalía de Castro era una escritora que nació, como las princesas de los cuentos, en un reino lejano, hace muchos, muchos años; tantos, que no había ni bolígrafos ni ordenadores y se escribía con una pluma empapada en tinta. A diferencia de las princesas, Rosalía nació con una particularidad: el día de su bautizo, ni su padre ni su madre estaban presentes y su madrina, que no tenía superpoderes ni nada parecido, se hizo cargo de ella. En su partida de nacimiento ponía que era “hija de padres incógnitos”, que es lo mismo que decir que una gran interrogación, como una sombra, se extendió en su vida desde el mismo día de su nacimiento. Por eso cuando creció y se dedicó a escribir versos y cuentos para los adultos, había en ella siempre algo de tristeza, de culpa y resentimiento. ¡Como si hubiese cometido un pecado! En realidad, Rosalía, lo descubrió más tarde, era hija de un cura y de una noble gallega cuya familia ya no tenía mucho dinero. Se llamaban José Martínez Viojo y María Teresa de la Cruz de Castro y Abadía. Aunque al principio pasó mucha vergüenza porque en aquella época se burlaban de las mamás que tenían hijos sin estar casadas, a los cinco años se llevó a su hija a vivir con ella y le dio mucho, mucho cariño. Rosalía la quiso tanto que, cuando se murió, se sintió muy triste y le dedicó un precioso poema titulado A mi madre.

retrato rosalía de castro escribientes.comPero cuando eso ocurrió, Rosalía ya había crecido mucho e incluso se había casado con Manuel Murguía. Al igual que ella, era escritor y había nacido en Galicia. Se conocieron en Madrid, cuando Rosalía acababa de publicar sus primeros poemas y él escribió en un periódico que le habían gustado mucho. Tuvieron siete hijos, pero se sintieron muy apenados porque dos de ellos murieron siendo pequeños: Adriano Honorato Alejandro se cayó siendo un bebé y Valentina ni siquiera gritó al nacer como el resto de los niños. Rosalía escribía muchas veces sobre el dolor que sentía y se apenaba de que para las mujeres de su época todo fuese más difícil que para los hombres. También le ponía muy triste alejarse de Galicia y que las personas que trabajaban en el campo sufriesen mucho. Escribió cosas tan importantes y bonitas que todavía hoy la recordamos, aunque hace 130 años que se murió. Su libro más importante se titula Follas novas, y fue muy especial porque lo escribió en gallego en una época en la que casi nadie lo hacía.

negra sombra rosalía de castro escribientes.com

Uno de los poemas más conocidos de ese libro es Negra sombraen el que Rosalía de Castro hablaba de sus miedos, de esos pensamientos oscuros que se repiten, como una pesadilla, y que parecen hacernos burla. Rosalía tenía una salud delicada y esa negra sombra que veía en el sol, en el río, en las estrellas y en la aurora, era una forma de hablar también del miedo a la muerte. En el fondo, como todos los temores, ella sabía que venían de nuestro propio interior, que habitaban en su corazón y que, sin saber cómo, siempre encontraban la forma de sorprenderla cuando creía que ya se había deshecho de ellos. Con 48 años se puso muy enferma y se refugió en su casa de Padrón. Pero gracias a la imaginación, logró vencer sus miedos al final de su vida: cuenta la leyenda que, antes de morirse, pidió que le pusiesen una flor entre sus manos y que abriesen la ventana de su habitación: “Quiero ver el mar”, dijo. Y al igual que una interrogación había marcado su nacimiento, otra marcó su despedida. Tras abrir la ventana, todos se preguntaron, mientras contemplaban el jardín, con el océano a kilómetros y kilómetros de distancia, cómo Rosalía había conseguido irse con las olas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.